viernes, 6 de octubre de 2017

Certificó en el SENA el conocimiento que le ha ayudado a olvidar los tiempos de guerra

Andrés Felipe Aristizábal, oriundo de Samaná (Caldas), y quien vivió lo avatares de la violencia, logró certificar en el Centro Pecuario y Agroempresarial del SENA su conocimiento empírico como cocinero de eventos especiales.
De niño Andrés Felipe Aristizábal se metía a la cocina de su mamá mientras ella preparaba los alimentos, curioso preguntaba por cada uno de los movimientos que la veía ejecutar, y ella, según cuenta Andrés, amablemente le explicaba el paso a paso de cada preparación.
Así fue que este habitante de Samaná, municipio anclado en la quebrada topografía del oriente de Caldas, empezó a sentir afinidad por la gastronomía, ofició que él nunca imaginaría que le ayudaría a olvidar los tiempos de guerra a los que estaba por enfrentarse.

“En épocas de colegio yo era el que cocinaba en las reuniones de amigos y a todos les gustaba como lo hacía”, aseguró Andrés quien también se ha caracterizado en su pueblo por tener habilidades comunicativas.

Al finalizar sus estudios de bachillerato  y por tener esa elocuencia al hablar inició a trabajar en Ecos de la Miel,  una emisora comunitaria en la que se desempeñó como locutor  durante seis años hasta que grupos al margen de la ley llegaron a su municipio  a sembrar la zozobra y el terror.

“Destruyeron la antena de la emisora y realizaron amenazas directas contra mí, razón por la cual tuve que salir del pueblo escondido en un closet que iba en un trasteo de otra familia desplazada”, recordó Andrés Felipe con un tono melancólico en su voz. 

Luego de vivir por dos años en el departamento de Risaralda y cuando las cosas se calmaron en su terruño Andrés decidió regresar al pueblo que lo vio nacer.

Sin emisora en el pueblo  decidí darle rienda suelta a una pasión que me ha acompañado toda la vida, cocinar, inicié mi negocio en el que realizo almuerzos especiales, pollos rellenos  y lasañas“, agregó Andrés mientras hacía memoria.

A la fecha ya son siete años los que este emprendedor lleva cocinando para sus paisanos quienes lo contratan para atender matrimonios, primeras comuniones, bautismos y fechas especiales, éxito en la cocina que hasta hace unos días no contaba con un título que lo  respaldara.

“Todo lo que he hecho  en mi oficio ha sido de manera empírica, razón por la cual decidí certificar esa experiencia, fue ahí donde encontré al SENA, entidad que me permitió avalar mis competencias en manipulación de alimentos, dándole así más garantías a mis clientes”,  explicó Andrés Felipe



Al igual que Andrés, y a través del programa de Certificación de Competencias Laborales, del Centro Pecuario y Agroempresarial del SENA en Caldas, 92 colaboradores del Centro de Desarrollo Infantil de Samaná, la Fundación Plantando Futuro y trabajadores independientes, certificaron sus competencias en la norma Manipular Alimentos según normativa vigente.


Para Gloria Inés Ortiz, alcaldesa de Samaná (Caldas) esta opción que tiene el SENA de certificar las competencias laborales de los habitantes del municipio se traduce en mejorar la calidad de vida de los mismos sin distingo de edad.

“Son personas que llevan muchos años trabajando en la manipulación de alimentos, pero que no habían sido certificados, en esa medida el SENA les hizo un acompañamiento importante para mejorar el tema de salubridad en nuestra localidad”, agregó la alcaldesa.

La certificación de competencias laborales tiene como propósito promover y reconocer  el aprendizaje y la experticia adquirida a lo largo de la vida laboral  de aquellos colombianos que se encuentren vinculados laboralmente, que estén en búsqueda de empleo e independientes y que demuestren, como principal requisito, que tienen una experiencia laboral mínima de un año.

“Contar con el aval de una institución como el SENA me abre muchas puertas, en ocasiones algunas empresas llegan al municipio buscando realizar contratos para alimentación  y  ahora  con esta certificación puedo demostrar que mis preparaciones se realizan bajo los estándares exigidos”,  señaló Andrés Felipe.


La ceremonia de certificación de las 93 personas se desarrolló en el parque central de Samaná, lugar donde el SENA también brindó sus servicios de formación complementaria, empleo y emprendimiento a través del Aula Móvil de Café, la Oficina Móvil de Empleo y los stands del programa SENA Emprende Rural respectivamente.


“Con nuestros servicios estamos sembrando productividad en el oriente de Caldas, región que quiere dejar atrás el fantasma de la violencia y cosechar los frutos de la paz”, comentó Luz Adriana Ospina Villa, subdirectora del Centro Pecuario y Agroempresarial durante la ceremonia de certificación.



jueves, 28 de septiembre de 2017

Con formación, empleo y emprendimiento el SENA se tomará Samaná






El Centro Pecuario y Agroempresarial, del SENA regional Caldas, a través de su programa de Evaluación y Certificación de Competencias Laborales, llegará este viernes 29 de septiembre a Samaná con el fin de certificar  a 92 colaboradores del Centro de Desarrollo Infantil, la Fundación Plantando Futuros y trabajadores independiente en la norma Manipular Alimentos según normativa vigente.

“Desde el Centro Pecuario y Agroempresarial quisimos realizar un certificación masiva en un municipio que se ha visto impactado por la violencia y de esta manera permitirles a sus habitantes encontrar alternativas de crecimiento económico y personal”, comentó Luz Adriana Ospina Villa, subdirectora del centro de formación con asiento en La Dorada.

La evaluación de las  competencias laborales es  el proceso por medio del cual un evaluador recoge evidencias del desempeño y conocimiento de una persona que se desarrolla laboralmente en un área u oficio con el fin de determinar su nivel de competencia a la hora de desempeñar una función productiva.

“Con este proceso buscamos que las empresas empleen un talento humano con la idoneidad en un tema tan importante como la manipulación de alimentos,  además de esto queremos permitirles a los ciudadanos que trabajan de manera independiente mejorar sus condiciones de empleo”, agregó Ospina Villa.

Un reflejo de esto es el caso de Andrés Felipe Aristizábal, quien desde hace siete años se dedica a realizar comidas especiales como lasagna, pollos rellenos y tamales en la localidad del oriente de Caldas y quien este viernes recibirá de manos de funcionarios del SENA el aval de que sus productos están preparados bajo los más altos estándares de calidad.

“Todo lo que se sobre cocina lo he aprendido de manera empírica, lo que le da un valor más importante a este reconocimiento, porque de alguna manera una Entidad como el SENA me está reconociendo que vengo haciendo bien mi trabajo y que ahora puedo expandir mi negocio”, comentó el candidato a la certificación

Paralelo a la certificación, la Oficina Móvil de Empleo del SENA llegará a realizar procesos de inscripción de hojas de vida de buscadores de trabajo, postulación a vacantes disponibles, realización de talleres de Orientación Ocupacional y se registrarán las necesidades de capacitación complementaria de acuerdo a los perfiles ocupacionales.

“La Agencia Pública de Empleo del SENA cuenta con oficinas móviles que recorren el país  con el objetivo de facilitar a los colombianos la búsqueda de empleo digno, en este caso vamos a ofertar 15 vacantes en diferentes perfiles para que todas las personas interesadas se acerquen”, señalo Jeanneth Adriana Gil Bohórquez, coordinadora de la Agencia Pública de Empleo del SENA Caldas.


La jornada también contará con la exposición de Unidades productivas del Programa SENA Emprende Rural, y una asesoría en emprendimiento para los aspirantes a la certificación. 

lunes, 11 de septiembre de 2017

En La Dorada se desarrolló sesión del Consejo Regional del SENA


Durante la presentación del Centro Pecuario y Agroempresarial se dio a conocer que esta dependencia cuenta con 37 registros calificados.


Hoy miembros del Consejo regional del SENA Caldas se dieron cita en el Centro Pecuario y Agroempresarial de la Entidad ubicado en La Dorada con el objetivo de analizar temas relacionados con proyectos que viene desarrollando dicho centro en los ochos municipios de Caldas en los que tiene influencia, así como en Puerto Boyacá y Honda.

“El magdalena caldense y Oriente de Caldas es un territorio en el que el SENA viene trabajando fuerte en temas de formación técnica y tecnológica, razón por la cual nos pareció pertinente trasladarnos a este punto cardinal y conocer de primera mano los indicadores que aquí venimos cumpliendo”, comentó Rodrigo Giraldo Velásquez, director del SENA en Caldas.


Presupuesto, aprendices beneficiados con apoyos de sostenimiento y contrato de aprendizaje fueron otros de los temas que tocaron los consejeros de la Entidad más querida por todos los colombianos en esta zona del país.

viernes, 8 de septiembre de 2017

SENA UTILIZA TRADUCTOR DE LENGUAJE SIGNADO PARA
CERTIFICAR A TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCIÓN

Proceso de evaluación y certificó por competencias laborales vincula traductor en lenguaje signado (para sordomudos)

Con la utilización de un ágil traductor en lenguaje signado (para sordomudos) el Centro Pecuario y Agroempresaril del SENA en La Dorada socializo frente a decenas de asistentes del municipio el proceso de evaluación y certificó por competencias laborales, algunas de ellas con limitaciones físicas que trabajan en el área de la construcción en el Magdalena Centro.

Este programa contó con la participación y cooperación de la Alcaldía de La Dorada y  la Agencia Pública de Empleo, dentro del propósito de capacitar a los ciudadanos más necesitados para acceder a las ofertas de empleo.

Concretamente se busca  por medio del  proceso de evaluación y certificación de la norma de competencia laboral, demostrar la idoneidad de los interesados en su entorno laboral.

"Una norma de competencia laboral es el stándard que contiene conocimientos en aspectos de desempeño y de producto en una función específica, en una labor específica en el sector económico, en este caso la construcción. Esta norma lo que valida y certifica es la experiencia de la persona. Por eso, uno de los requisitos es que tengan como mínimo un año de experiencia. Aquí se  les estará evaluando su conocimiento. Qué sabe, cómo se desempeña y cómo entrega su producto final", explicó la líder del proceso de evaluación y certificación en competencias laborales el SENA, Vivian Marcela Betancour Quintero.

Explicó que para el efecto se hizo una convocatoria de personas del área para explicarles en qué consiste el proceso, cómo se va a desarrollar, quiénes son las personas que lideran este programa y cuáles son los documentos que deben adjuntar.

La líder también señaló que se utilizó el experto en lengua de signos porque se trata de un proceso inclusivo para colombianos con limitaciones,  que contempla estrategias para todas las personas que están en capacidad de desempeñar su trabajo en la construcción, independiente de la formación escolar, de género o condición humana.

"Lo importante es que sepan realizar el programa, que tengan la experiencia y puedan acceder a este proceso. Las normas tienen una vigencia de tres años. Esto significa que cada tres años el trabajador debe actualizarse y certificarse de nuevo basado en la vigencia de la norma", precisó la señora Betancour Quintero.

Agregó que recibir  un certificado de competencia laboral es muy benéfico porque indica que la persona puede cumplir la función encomendada.

"Una persona que obtiene un título de técnico tiene seis meses de conocimientos y seis meses de práctica. En el caso de la evaluación y certificación del Sena se señala expresamente que quien se sometió a ellas es competente porque ya sabe realizar su labor", señaló la líder de este programa en el SENA, quien de paso recomendó no confundir la formación con la evaluación.

Por su parte, Katherine Noriega Torres, una de las beneficiarias del proceso, quien  asistió con su hermano sordomudo Luis Carlos Toledo  y en representación de su padre, un veterano albañil de la región, dijo que este programa es una bendición para las personas de escasos recursos.

"Esta oportunidad que dá el SENA les cambia totalmente el rumbo a estos seres humanos, como el caso de mi hermano que es sordomudo, pués le genera un mejoramiento en su capacidad de vida, de empleo, y un futuro mejor para ellos y para nosotros. Estoy hablando de  personas que tienen conocimiento pero carecen de certificación. Entonces, es muy bueno que el SENA certifique a estos trabajadores en lo que saben hacer", añadió la aprendiz Noriega Torres.

Esta señora, que está desempleada pero tradicionalmente trabaja en las estaciones de gasolina destacó la presencia del traductor de lenguaje signado y dijo le será muy útil para mejorar la comunicación con su hermano.

"La utilización de un traductor es algo nuevo y efectivo, algo que  no se veía en La Dorada, algo que vinculara a las personas con estas limitaciones que  siempre son excluidas. Muchas veces las excluyen porque no pueden hablar, no pueden interpretar bien. Yo vivo con una persona en ese estado y muchas veces se me dificulta entenderla a pesar de que es mi hermano y se me dificulta hablar con él. Me he propuesto aprender este lenguaje", precisó Katherin Noriega Torres.

Así mismo, narró que la certificación recibida meses atrás  le servirá para ser más idónea cuando se incorpore a la estación de servicio a la que presentó solicitud de empleo.

"Mi experiencia está basada en el manejo de los clientes, facilitar el conocimiento con ellos, manejar combustibles como gas natural vehícular, líquidos inflamables, y yá, interactuar con los clientes, que fue en lo que me certifiqué. En este momento estoy sin empleo, pero me servirá  cantidades la certificación cuando vuelva a la actividad como vendedora en una estación de servicios. En esa actividad he logrado aptitudes", destacó la señora Noriega Torres.

Finalmente, Marcela Gómez Gallego, profesional universitaria a cargo del área de desarrollo económico de la administración del municipio de La Dorada, elogió la labor desarrollada por el SENA y el comité municipal adscrito a la Alcaldía, que trabaja con personas en condición de discapacidad.

"Con la agencia pública de empleo, en convenio con el Sena y con la Oficina Satélite de la Agencia Pública de Empleo en Caldas, desarrollamos esta actividad para vincular a todas las personas con limitaciones, especialmente la comunidad sordomuda y con incapacidades no muy marcadas, que les permite trabajar sin inconvenientes", explicó la funcionaria del municipio de La Dorada.

La señorita Gómez Gallego elogió la utilización de personal idóneo por parte del SENA y la tecnología utilizada para preparar a los nuevos colombianos que se incorporan al mercado laboral.

"Con el SENA hemos venido capacitando, formando, generando proyectos y oportunidades para que ellos pueden acceder a un puesto de trabajo.  Dentro de esta iniciativa buscamos el apoyo del SENA para desarrollar esta capacitación con destino a la certificación de desempeño. La idea es capacitar a la comunidad para que sus miembros se pueden presentar y postularse con más facilidad en  todas las ofertas laborales que genere el municipio y el país", puntualizó la profesional doradense.





jueves, 7 de septiembre de 2017

FAMILIAS DE PESCADORES  CAPACITADOS POR EL
SENA ABRIERON SUS PROPIAS GRANJAS PISCÍCOLAS

Visita de fortalecimiento empresarial a la Granja Piscícola Agropecuaria Caracol, conto con la participación del equipo de gestores del SBDC, su líder regional, gestora  SER y funcionarios de distintas entidades.     

Más de 200 familias se reunieron a orillas del Río Magdalena para celebrar con guarapo, Cachamas y Mojarras, los éxitos logrados en las granjas piscícolas y la diversificación de sus actividades en la zona de influencia del Centro Pecuario y Agroempresarial de La Dorada, Caldas.

Los jóvenes hicieron hincapié en la importancia de la formación recibida por el SENA, la organización de la comunidad y la presencia de los instructores y técnicos que les llevaron desarrollo y progreso.

Paula Alejandra Castillo, Profesional de Apoyo Administrativo del SENA, reiteró el propósito de la institución en mantenerse en contacto permanente con los pescadores que ya no dependen de los frutos del Río, sino que tienen sus propios estanques.

"Desde el SENA estamos dispuestos a apoyarlos en lo que esté en nuestras manos. Sé que la asociatividad no es una tarea fácil, sé que ustedes han podido desarrollarla con éxito y se nota la unión que han hecho entre todos. Felicitaciones de corazón, porque  el trabajo habla por sí solo. Ustedes son personas de buenos sentimientos, con muchos años de trabajo, que logran grandes rendimientos", dijo la señora Castillo durante un acto privado.

Así mismo, la gerente de la Corporación Institucional Pesquera, Agroindustrial y Ambiental, COIPAR, Elizabeth Cañón Ávila, destacó el concurso de varias instituciones privadas y públicas para mejorar el medio ambiente y al mismo tiempo producir el sustento de centenares de familias de la región.

"Todos somos pescadores y como alternativa a la falta de una verdadera subienda en el Río Magdalena, somos ambientalistas y  buscamos unidades productivas. En este caso la piscicultura es una alternativa de sustento para las familias del sector,  pero sin dejar de lado lo que es nuestra especie nativa y lo que es la cuenca del río Magdalena", dijo la funcionaria de Coipar.

Señaló que la formación a los interesados se desarrolló a carta cabal en la Unidad Piscícola Caracol con la orientación del Sena, que les entregó la información sobre cómo organizarse en una Asociación y en una Corporación de Desarrollo.

Narró que un grupo ingresó al otro y se fusionó en la Corporación Institucional Pesquera, de la que hacen parte siete organizaciones  y 210 familias.

"Comenzamos en el mes de Mayo de 2014, mes de veda para las faenas. Nos unimos siete grupos que creímos en el proceso de unidad, nos capacitamos y recibimos asesorías en materia de pequeñas y medianas empresas, Pymes", explicó Elizabeth Cañón Ávila.

Señaló que al crear la Corporación Pesquera, "el SENA capacitó a las familias de los pescadores para que hoy puedan ver los frutos".

"Hoy contamos con unidades productivas y hay familias que creen en el proceso de capacitación por parte del SENA, que apoyan las asociaciones y a nuestra organización. El proceso fue largo porque comenzó la capacitación de técnicos en piscicultura. Hoy tenemos la  propuesta de presentar otro proyecto.  En términos ambientales queremos empezar una capacitación en turismo, y lo que tiene que ver con artesanías, pero con productos no maderables, con la vinculación del SENA", precisó la señorita Cañón Ávila.

De acuerdo con los planes ejecutados por COIPAR, en el 2009 se formó la Asociación de Pescadores Artesanales del Magdalena Centro, luego se hizo una capacitación en turismo con una intensidad de 420 horas que terminó con la fundación de la empresa "SOSTRAS" que tiene la responsabilidad del transporte sobre el Río Magdalena en varios municipios de la región, cuyo epicentro es el puerto de la lanchas.

En el 2011 se realizó la capacitación en actividades básicas como procesamiento de pescado, servicio al cliente, mercadeo y ventas, mientras que un año antes, en el 2010 realizó un arduo trabajo de formación para hacer la Corporación.

"Estamos innovando. Cuando se terminan los cursos básicos de 40 horas empezamos a gestionar para los hijos de los pescadores cursos técnicos. Agradecemos que cuando solicitemos estos cursos técnicos, el SENA tiene listos los profesionales. Ahora tenemos cinco solicitudes en formación técnica,  salud ocupacional y seguridad para el manejo de las aguas, después de la tragedia que se presentó en la Represa de Guatapé", puntualizó la gerente de Coipar, Elizabeth Cañón Ávila.

Por su parte, la Líder Siga del Centro Pecuario y Agroempresarial del SENA, La Dorada,  Leidy Giovanna Díaz Zuluaga,  elogió los planes inmediatos en materias diferentes a la pesca, aplicables a la misma comunidad.

"El grupo tiene proyectado el diseño de los diferentes lagos para la piscicultura, mientras desarrollan programas adicionales como la técnica para instalar paneles de energía solar. Estamos hablando de una energía limpia que además de racionalizar su  uso, impide contaminar el medio ambiente, mientras se  aprovecha la radiación solar que tenemos en nuestra región. Esa es una buena opción junto con el multirriego y el abono que se hace con las heces del ganado", explicó la señorita Díaz Zuluaga.

A su turno, Carolina Valencia Vélez, líder regional del Centro Pecuario y Agroempresarial del SENA en La Dorada y en Caldas, se comprometió a darle todo el apoyo que requiera la comunidad en el aspecto técnico-empresarial.

"Ustedes saben que por parte del SENA damos todo lo que podamos en formación, asesoría, emprendimiento, fortalecimiento de la corporación, de las unidades alrededor de la corporación.  Lo logramos con la coordinación de un plan de acción sobre lo que se necesite. Me parece perfecto que podamos interactuar institucionalmente", dijo la líder regional Valencia Vélez.

Finalmente,  Carlos Mauricio Guarín, Profesional Universitario de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, regional Bogotá, explicó que su empeño es trabajar coordinadamente con el SENA en una extensa zona que incluye a los municipios de La Dorada, Norcasia y Victoria, Caldas; Puerto Salgar y Guaduas, Cundinamarca, y Honda, Tolima.

Dijo que una de sus iniciativas es  implementar con el SENA programas de capacitación sobre la normatividad que cobija a los pescadores y los ríos, y que es desconocida por las comunidades interesadas.

"Las condiciones no están adecuadas, la normatividad de tallas ya está muy vieja, tiene más de 46 años de creada, data de la época del Inderena. Uno le pregunta a un pescador y no sabe. Hace  46 años uno pescaba por todos lados. Todavía no hemos tomado conciencia y de generación en generación ha pasado ese proceso sin pena ni gloria", explicó el funcionario.

Añadió que la comunidad pesquera ha logrado algo de conciencia sobre las actividades productivas y emprendimiento, pero le falta mucho.

Simultáneamente, la Autoridad de Acuicultura y Pesca realiza los programas de control para que las faenas cumplan lo señalado por la ley.

"La idea es preservar el medio ambiente y no tener problema con nadie. Hay demasiadas quejas de líderes, gremios y la comunidad en general. Las tallas no se cumplen y la gente no  coge escarmiento. Hemos decomisado dos toneladas de bocachico pequeño en La Dorada y una cantidad similar en Honda", reveló  Carlos Mauricio Guarín.

Fundamentó su trabajo en que cuando se incumple la normatividad "se desestabiliza mucho más la acción productiva del pescador y el medio ambiente se agota cada vez más como lo estamos viendo".